40 años de la primera huelga general de hostelería en Canarias

Míchel Jorge Millares

Finales de los años setenta… Tan cerca en la memoria de quienes los vivimos y veíamos los acontecimientos desde la pasión de la gran transformación que vivió España en tan pocos años. Y el turismo no se quedó al margen de aquellos sucesos, con varios cambios profundos en lo económico, geográfico, político y laboral que tuvieron su impacto en la transformación del país. De hecho, el turismo transformaba el país abriéndolo al mundo y se convertía en una industria en la que sus trabajadores tomaron conciencia de colectivo, de ‘clase’. Una realidad que variaba según la isla, como por ejemplo Gran Canaria en la que los hoteles eran minoría ante la gran oferta extrahotelera de pequeños rentistas, necesitada de empresas con una visión profesional de una actividad que crecía como ninguna otra en la historia de Canarias, para llevarla de la mano directamente del sector primario al de servicios.

En una época tan convulsa: primera crisis del petróleo, muerte del dictador y huida del Sáhara, el tránsito de un sistema laboral con sindicato vertical a uno de organizaciones sindicales libres en medio de una inflación galopante… En resumen, era normal que el floreciente negocio turístico reflejara las contradicciones laborales y económicas que se producían en el conjunto de la economía del país.

También es cierto que gran parte de la mano de obra que absorbía la actividad turística venía de la aparcería o de la construcción, casi analfabeta y acostumbrada a unas condiciones de vida miserables en las infraviviendas que eran las cuarterías. La falta de escuelas y la explotación infantil eran lo ‘normal’. Los escasos recursos de formación del sector (Escuela de Hostelería en la ‘Granja del Cabildo’ junto al Hospital Insular, o la Escuela de Turismo de La Caja) no daban abasto a la demanda existente en la isla. De ahí que frente a los sueldos de miseria y temporalidad de la aparcería o el trabajo medianero, la posibilidad de trabajar en el sector turístico era un sueño al alcance de quienes aspiraban a algo mejor que, además, ofrecía oportunidades para los más avispados y emprendedores. De esos humildes inicios surgieron grandes profesionales y empresarios/as, pero sobre todo un mercado laboral estable y que ha crecido hasta situarse como el principal motor económico de las islas.

A pesar de su corta historia (la del turismo de masas o popular que conocemos desde hace poco más de medio siglo), estos días se recuerda y se valora el cambio profundo que supuso la huelga general que por motivos diversos se produjo en el sector, en las islas de Tenerife, en Gran Canaria y también en Lanzarote, mientras Fuerteventura estuvo expectante. De ahí surgió un nuevo modelo de relaciones laborales y, sobre todo, la mejora de las condiciones para los trabajadores y trabajadoras, fruto del auge del movimiento político y sindical que llegaba al sector turístico de la mano de organizaciones como UGT, el SOC, CCOO y partidos políticos de izquierda recién legalizados.

Que el conflicto tuvo sus resultados es obvio, por un lado se logró firmar uno conjunto de mejoras laborales y salariales que eran absolutamente necesarias, el empresariado cambió su mentalidad franquista y se adaptó a las nuevas reglas de negociación y pacto. Pero, por el otro lado, el freno al desarrollo turístico tendría consecuencias. El turismo crecía en Gran Canaria a pesar de la crisis del petróleo de 1973, pero cayó en 1978 y los tres años siguientes apenas podía mantenerse en el mismo nivel hasta que en 1982 repuntó. Por el contrario, en Lanzarote y Fuerteventura se produjeron importantes incrementos que casi duplicaron la cifra de turistas en esas islas entre el 77 y el 79. Lanzarote pasó de 81.194 a 168.095, mientras Fuerteventura recibía 124.671 turistas en el 79 frente a los 47.027 de 1977 (informe que elaboró Pantaleón Quevedo Vernetta y que publicamos casi íntegro en nuestro blog).

En aquellos años, habíamos superado el millón de turistas en Gran Canaria, pero se produjo un estancamiento. También hay que recordar que en 1974 Maspalomas ya superaba la cifra de turistas que llegaban a la capital grancanaria. Época de grandes transformaciones y de consolidación del turismo de sol y playa invernal.

En estos días son varios los actos y artículos que se publican sobre el 40 aniversario de aquella primera huelga, para la que había un ambiente propicio porque las contradicciones estaban latentes pero en cada isla había un trato diferente entre las empresas y sus empleados y empleadas, de ahí que las fechas sean diferentes y que en unas islas se sume o no a la convocatoria de la huelga. Aún así, se puede considerar una huelga general en Canarias del sector de la hostelería (incluidos los bares y restaurantes).

Pero el desencadenante en Gran Canaria, según varios de los trabajadores y directivos que no olvidan aquellas jornadas, se originó en el hotel Rey Carlos, donde el propietario, Moisés Martín Pardo, logró con su cerrazón a negociar con los trabajadores el fin del ‘ordeno y mando’ y su negativa a pagar festivos, encontrándose enfrente a un colectivo que lideraría un sindicalista de UGT, Mariano, quien lograría llevar a la huelga a su establecimiento y el resto se sumarían de inmediato. Esta huelga dio lugar a que, entre otros, la familia condal tuviera que atender a los clientes en su Hotel Oasis Maspalomas, al no disponer de personal por la huelga.

Desde entonces no se ha vivido un conflicto igual en la isla y, además, gracias al sector turístico, a pesar de sus bajos salarios,se ha mejorado su nivel salarial respecto al resto de sectores, alser el que más ha crecido en el cómputo del Índice de Precios del Trabajo (IPT) en comparación con el resto de ramas de actividad en el período de la crisis económica.

Breve cronología de la huelga general de hostelería (las fechas corresponden con el día de publicación en la prensa)

27/11/78

  • Lanzarote: conflicto pesquero y turístico. Los clientes colaboran con los escasos trabajadores en los establecimientos.
  • Fuerteventura: aceptarían sumarse a la huelga pero critican la falta de información de los sindicatos y a la espera de resultados de las negociaciones.

20/12/78

  • Opinión del empresariado “Si hay huelga habrá desastre”: “El día 12 de diciembre nos dejaron en un hotel un sobre con el proyecto del convenio colectivo; se nos avisaba que el día 17 debía estar firmado; nos daban, pues, 4 días, y ni siquiera se ha llegado a la negociación”. El “inusual método utilizado” y el hecho de que “una mínima parte de los puntos solicitados sean económicos” hacen que la parte empresarial diga “No sabemos qué pretenden”… “No sabemos el por qué de todo esto; parece que intencionadamente quieran destrozar la situación económica canaria; han hecho coincidir este problema con otros también en sectores sustanciales. Pensamos que se trata de una cuestión más política que otra cosa; más de interés político que social”.

21/12/78

  • El delegado de Trabajo convoca a negociar a empresariado y sindicatos

22 /12/78

  • La huelga no se ha desconvocado. De no llegar a un acuerdo inicia el paro a las 12 de la noche
  • Publicidad de la patronal en la prensa: Ante el anuncio de una huelga general programada por las Centrales Sindicales CCOO, SOC y UGT y frente a los graves acontecimientos que de ella puedan originarse, los representantes de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de la provincia de Las Palmas, entienden que es imprescindible dirigirse a ustedes para comunicarles los graves riesgos que entrañan este tipo de acciones y hacer un llamamiento al sentido de la responsabilidad y sensatez para evitar el desastre social y económico que de ello se derivaría.
  1. Las Empresas están formadas por capital y trabajo, y por tanto la supervivencia de las mismas afectan por igual a ambas partes.
  2. El Convenio presentado por sus representantes, contenidas en 29 páginas fueron entregadas hace escasamente una semana, exigiéndose estuviera aceptado y firmado antes del día 18 de los corrientes, sin dar tiempo material para negociarlo.
  3. Las peticiones formuladas en el proyecto del Convenio significan incrementos hasta un 150% sobre las condiciones del año 1978.
  4. Una huelga de Hostelería, en contra de lo que ocurre en otros sectores, que les supone la pérdida de la producción de los días en que aquélla se produce, significaría el desvío de las corrientes turísticas hacia otros países o destinos, y el deterioro de nuestra Imagen, frente a los mercados exteriores durante varios años, con lo cual las pérdidas que ello ocasionaría para trabajadores, empresarios y toda nuestra provincia serían de un alcance incalculable.
  5. Queremos denunciarles las maniobras de tipo político que sus representantes están llevando a cabo, las cuales deterioran y perjudican el entendimiento en el terreno en que empresarios y trabajadores debemos movernos, que es el exclusivamente laboral.
  6. Si a pesar de estas consideraciones llegara a producirse la situación de esta huelga ilegal que todos debemos y queremos evitar no podemos ocultarles, que los empresarios con gran dolor por su parte, para con todos los trabajadores y muy especialmente para con aquellos que responsables y conscientes de la situación, deseen seguir permaneciendo en sus puestos de trabajo, nos veríamos obligados a tomar las siguientes medidas:
  • a) Suspensión del contrato de trabajo.
  • b) Suspensión del pago de salarios.
  • c) Baja en la Seguridad Social con suspensión del derecho a prestación por desempleo y a prestación por incapacidad laboral transitoria.
  • d) Cierre de los establecimientos.
  • e) Despido de las plantillas.
  • Por todo lo anterior, les pedimos que recapaciten sobre la tremenda consecuencia de secundar ésta convocatoria, y conscientes de los desastrosos efectos que se derivarían de la misma, en perjuicio de trabajadores y empresarios de hostelería y de toda la economía de la Provincia, desistan de participar en la misma continuando en sus puestos de trabajo y colaborando como hasta ahora en conseguir el objetivo principal que nos debe ocupar en estos momentos, que es el de mantener vivas las empresas, y con ello mantener el mayor número de puestos de trabajo, que con el esfuerzo común de todos podemos alcanzar en un próximo futuro cotas superiores de bienestar social.
  • Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas

23/12/78

Comienza la huelga en Gran Canaria

24/12

  • Sin acuerdo en la negociación en la Dirección de Trabajo. Comisión negociadora UGT, CCOO y SOC
  • Cancelación de todos los vuelos charter en Tenerife
  • Declaraciones del comité de huelga: “Los trabajadores hemos sido flexibles durante once días; en este tiempo los empresarios sólo se han reunido con nosotros en dos ocasiones, y porque había convocatoria del Delegado de Trabajo”.
  • La huelga afecta a 20.000 / 22.000 trabajadores en la provincia, que atendían 30.000 plazas hoteleras
  • En Lanzarote: el paro es secundado por un 80% de trabajadores, desde que comenzó el día 23
  • Fuerteventura: normalidad en el sector de hostelería con denuncias de irregularidades por parte del SOC

27/12

“La huelga en Tenerife un desastre económico. Se pide la suspensión de viajes hasta el primer ode enero. ‘Sentadas’ de los turistas en la zona sur de la isla”. Agencia Pyresa. Hoy entra en su sexto día de huelga el sector de hostelería. Aunque ayer llegaron a la isla ocho mil turistas más, los tours operadores europeos ya han recibido un informe de los agentes tinerfeños, en el que se pide la suspensión de viajes hasta el primero de enero. El delegado de Turismo está realizando grandes esfuerzos para tratar de que el tema entre en cauces de normalidad, asegura el Diario de Avisos.

28/12/78

  • Sexta jornada de huelga
  • Asambleas para continuar la huelga y rechazar la propuesta patronal: 4.289 votos por el sí a la continuación de la huelga; 1.273 por el no; 203 abstenciones; 82 votos en blanco y 16 nulos.
  • “Más de 5000 visitantes esperados entre hoy y mañana. Se calcula en un 20% la cifra de cancelaciones”.
  • Finaliza la huelga en Tenerife (duró del 21 al 27): el acuerdo recoge una amnistía a los trabajadores despedidos.
  • Acuerdo convenio hostelería en Madrid
  • Lanzarote: muchos ingleses se retiran
  • Fuerteventura: Se mantiene la situación estable. No hay huelga pero sí asambleas informativas de seguimiento de las negociaciones
  • Noticia sobre el impacto de la huelga por Martín Ramos: La TUI, que tiene en la provincia más de 17.000 alemanes, y espera llegar antes de fin de año en Gran Canaria a 12.000. Actualmente hay 10.000 repartidos en el Sur y la capital: “Cerca de cuatro mil hay en Lanzarote e igual cantidad en Fuerteventura”. De todo el turismo que hay actualmente en Gran Canaria, el setenta por ciento viene a los distintos apartamentos del Sur y de la capital. Para estos la situación es tolerable, ya que utilizan los supermercados y preparan sus propias comidas, pero la higiene comienza a preocupar, ya que nadie limpia y mucho menos transportar la basura hasta los cubos que existen a las puertas de las residencias.
  • Respecto a una posible evacuación de turistas:“Fíjese si está cerca para nosotros, que en Alemania ya está prepara la flota, con sus correspondientes tripulaciones, para comenzar el traslado. Le puedo asegurar que en cuatro horas y media, una vez dada la orden, la operación se puede iniciar rápidamente”.

29/12/78

  • Votación de la asamblea de delegados: 128 si a la propuesta patronal, 130 no y 20 abstenciones
  • Se mantiene el conflicto en cinco puntos básicos de negociación: contratación, acción sindical, formación, horas extras y tabla salarial.
  • Se alcanza el Acuerdo de los santos inocentes
  • Las reacciones: Para los empresarios de Hostelería no ha habido aquí ni vencedores ni vencidos: “Ambas partes hemos sido razonables y sensatas; el acuerdo conseguido es aún un poquito mejor que el firmado en Tenerife. Entendemos que se trata de un acuerdo justo que redunda en beneficio del sector y de la economía canaria. Todos hemos sido conscientes en estos días de la importancia del tema que estábamos barajando”. Para los trabajadores las negociaciones han sido muy largas y muy tensas; “La presión de todos los compañeros ha sido fundamental, la solidaridad, la unión. Las tres centrales (UGT, SOC y CCOO) hemos estado unidas en todo momento; nunca se ha planteado siquiera la posibilidad de ruptura. La huelga ha sido responsable y controlada. El balance es positivo; ha habido equilibrio entre ambas partes. En estos momentos hay que resaltar un importante factor, la toma de conciencia de los trabajadores; la conciencia para el sector de que existe posibilidad de organización, de que hay unidad; de que es esta una vía factible para llegar a buenas soluciones”.
  • Lanzarote: Reanudado el trabajo en Hostelería

TEXTO DEL ACUERDO

  • “Los representantes de las Centrales Sindicales UGT, SOC y CCOO. Integrantes de la Comisión negociadora del Convenio Colectixo para Hostelería y los de los empresarios del sector de la provincia de Las Palmas, reunidos en esta ciudad en su Delegación Provincial de Trabajo en presencia del titular de dicho Organismo, después de numerosas reuniones y largas deliberaciones, convienen en los siguientes acuerdos
  • 1. La representación empresarial se obliga a aceptar los acuerdos adoptados en la provincia de Tenerife como previos a su Convenio Colectivo del mismo sector en toda su integridad, siendo las condiciones económicas las siguientes:
    • a) Las tablas salariales que se adjuntan como anexo número uno, que tienen el concepto de netas y garantizadas.
    • b) Como complemento salarial de locomoción, se fija las siguientes cantidades en razón de las categorías de los establecimientos, siendo asimismo netas y no absorbibles.
      • Categoría 1: 2000
      • Categoría 2: 1500
      • Categoría 3: 1000
      • Categoría 4: 500
    • c) Se abonará en concepto de Bolsa de Vacaciones la cuantía de 18.500 pesetas en las mismas condiciones que las establecidas, actualmente. La citada cuantía es convenida como neta.
  • 2. Por su parte, la Comisión Negociadora de los trabajadores, integrados en las Centrales Sindicales arriba mencionadas, se obligan a desconvocar la huelga y conseguir de los trabajadores su inmediata incorporación a sus puestos de trabajo a partir de la firma del presente documento.
  • 3. Ambas partes reconocen la existencia de las Secciones Sindicales en el seno de las Empresas y se garantiza su funcionamiento con arreglo a las normas que se establezcan en el Convenio Colectivo en negociación.
  • 4. Asimismo, los firmantes de este documento procurarán, en relación con la distribución del porcentaje de servicio, el establecimiento de un sistema más justo y equitativo.
  • 5. Partiendo de la oferta realizada por los representantes de los trabajadores, en relación al tema del aprendizaje, se instrumentará el articulado que lo regule, así como el tema de contratación de personal, por parte de las Empresas.
  • 6. Sólo podrán realizarse horas extraordinarias en casos excepcionales. Su regulación se llevará a cabo en el Convenio Colectivo en negociación.
  • 7. La parte empresarial se compromete a no imponer sanción o despidos por hechos derivados de la huelga o por ella misma.
  • 8. Ambas partes se obligan a reunirse nuevamente el próximo martes, día dos de enero, a las 16 horas, para reanudar las negociaciones del Convenio Colectivo que les afecta, partiendo del texto del Convenio aprobado en la provincia de Tenerife (con carácter previo) y de las cláusulas del presente documento.
  • 9. Las condiciones económicas del presente documento entrarán en vigor a partir del 1 de enero de 1979. A petición de ambas partes los acuerdos adoptados en el mismo se someterán a la homologación de la Autoridad Laboral competente.
  • 10. Los representantes de los trabajadores, miembros de la Comisión Negociadora, y desde la iniciación de las negociaciones del Convenio Colectivo el 12 de diciembre del presente año y hasta su redacción definitiva, podrán faltar al trabajo sin pérdida de las retribuciones que les correspondan, salvo las correspondientes a los días de duración de la huelga.
  • 11. La determinación de su cuantía será el primer punto a negociar por ambas partes, el próximo día dos de enero de 1979, al igual que la inclusión de los Restaurantes de tres tenedores en la cuarta categoría. Las categorías de los establecimientos, señaladas anteriormente, serán las del vigente Convenio Colectivo, unificando la 4ª y 5ª clasificaciones en la cuarta actual y pasando la Residencia de tres estrellas a la cuarta clasificación.

En Las Palmas de Gran Canaria, a veintiocho de diciembre de mil novecientos setenta y ocho.

  • Cláusula Adicional. Las condiciones económicas aquí pactadas excluyen expresamente la aplicabilidad de cualquier precepto del actual Convenio Colectivo de repercusión económica, desde el 1 de enero de 1979”.

31/12/78

Anuncio publicado en prensa por UGT: “En cuanto a la falacia de que la huelga estaba hundiendo la economía canaria hemos de aclarar que los grandes beneficios del turismo no se quedan en Canarias, van a manos foráneas y un elevadísimo porcentaje del beneficio que se queda aquí es en forma de salarios. Luego el sacrificio de la huelga ha sido exclusivamente por parte de los trabajadores y fueron los trabajadores los que quisieron ir a la huelga y continuar en ella en tres ocasiones diferentes. Es significativo y determinante el siguiente dato: La Comisión Negociadora de los trabajadores estaba compuesta por trabajadores que defendían los intereses de los propios trabajadores. La Comisión Negociadora de los empresarios, era en su mayoría asalariados que defendían los intereses de otros dueños que normalmente no residen en Canarias. ¿Les dice algo este detalle?”


Convocatoria de la patronal de la FEHT.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies