Artistas: más lejos, más desiguales

Leopoldo Emperador  | La Provincia  //

Son pocas las ocasiones en que un asunto ha despertado tanto consenso y tanta unanimidad en el conjunto de las fuerzas políticas con tan pocos resultados”.

Estas palabras de Pedro Quevedo, pronunciadas en el pleno del Congreso del día 10 de junio de 2015, según el Diario de Sesiones de la Cámara, se referían a la grave injusticia y agravio comparativo que vienen sufriendo, desde hace décadas, los artistas visuales canarios a la hora de trasladar y exponer sus obras por el territorio nacional y europeo, y reflejaban una realidad, pero resultan paradójicas, cuando menos, leídas hoy.

La paradoja consiste en que la misma formación política a la que este diputado representa ha tenido recientemente la oportunidad histórica de conquistarle al Gobierno central el compromiso de solucionar dicho agravio y no lo ha hecho.

Sin embargo, hablando en clave nacionalista, como no podía ser de otra forma, Román Rodríguez, a la sazón presidente de NC, en su artículo de Canarias 7 del pasado día 29 de mayo, pareció querer reducir el amplio concepto de país, que incluye como seña principal de identidad la cultura, exclusivamente a lo referido a nuestro limitado territorio insular.

En su artículo, “30M. Más cerca, más iguales”, Román Rodríguez hace un diagnóstico veraz de la realidad ultraperiférica del Archipiélago y de algunas de nuestras carencias, necesidades y debilidades. Asimismo, defiende el apoyo a los Presupuestos Generales del Estado y, en términos poco menos que triunfales, se vanagloria de haber arrebatado al Gobierno central ciertos compromisos, unos de índole económica y otros de carácter socioeconómico, como la rebaja en el coste de los transportes de mercancías desde y hacia Canarias.

Todo ello es cierto, pero nosotros decimos que se ha cometido un flagrante error de bulto; no se puede hablar de país, de identidad política y nacional, sin mencionar en absoluto lo que realmente sustenta la identidad de un pueblo, su cultura.

Nuestra asociación, Aicav (Asociación Islas Canarias de Artistas Visuales), ha venido reivindicando desde hace años la solución a este grave problema. Hemos planteado iniciativas legislativas en el Parlamento canario, el Senado y el Congreso de los Diputados, como la que dio lugar a las palabras con las que se encabeza este artículo. Aicav ha conseguido poner de acuerdo a todas las fuerzas políticas que nos representan en esas instituciones, en que este problema de aduanas ficticias daña gravemente al sector de la cultura y, que no es en absoluto un problema partidista, es transversal. A fin de cuentas, de una manera o de otra, en sus responsabilidades de administración de lo público, todas se han tropezado o tropiezan con este escollo injusto que grava, menoscaba y restringe la Cultura en Canarias. Lo que no hemos conseguido, pese a ese alto consenso, es que se acometa eficazmente la solución.

El pasado 31 de marzo de 2017, el Gobierno de Canarias llevó al Consejo de Ministros el anteproyecto de ley de reforma del REF, cuyas principales modificaciones se refieren al reconocimiento de la ultraperiferia del Archipiélago como elemento diferenciador. El objetivo es que los ciudadanos canarios, pese a la lejanía, insularidad y limitaciones estructurales permanentes, estén en igualdad de oportunidades frente al conjunto de ciudadanos de la Unión Europea, por lo que se debe modular a tal fin la actuación estatal en las políticas económicas. Anteproyecto aprobado por el Consejo de Ministros y trasladado al Congreso de los Diputados para su tramitación.

En este anteproyecto, una vez más, el Gobierno de Canarias hace dejación u oídos sordos a la vieja reivindicación de los artistas visuales canarios. Así, en Aicav, ante este nuevo desprecio por parte de nuestros políticos, tomamos una vez más la iniciativa y redactamos una enmienda al anteproyecto de ley por el que se modifica la ley 19/94 del 6 de julio y, Aicav propone un nuevo artículo 25bis, con la siguiente redacción:

“Teniendo en cuenta la condición de región ultraperiférica de Canarias, y a efectos de potenciar el intercambio cultural del Archipiélago, los bienes artísticos que se trasladen desde Canarias a la Península, Baleares y resto de la UE, con motivo de exposición, así como su traslado en sentido inverso, estarán exentos de gravámenes fiscales y aduaneros a los efectos de su equiparación con los desplazamientos de dichos bienes dentro del territorio peninsular y comunitario. En el caso de que fueran objeto de transmisión posterior o entrega estarán sujetos a la tributación correspondiente”.

Dicha enmienda ha sido enviada a los representantes políticos de Canarias en el Congreso de los Diputados (PP, PSOE, CC, NC). Ahora falta la voluntad política. Esperamos que el viejo consenso sobre el problema dé paso a un nuevo consenso en cuanto a su eficaz y pronta solución.

NOTA.- Publicado en La Provincia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies