El Cabildo tramita la declaración de las Presas del Pinto como Bien de Interés Cultural

·        Además, en el expediente plantea la delimitación de su entorno de protección, tal como dispone la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias

 

Las Palmas de Gran Canaria, 27 de marzo de 2017.- El Cabildo de Gran Canaria tramita el expediente para incoar como Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, las Presas del Pinto, localizadas en las cercanías del barrio de La Goleta, en el municipio de Arucas.

 

Además de formalizar su reconocimiento como BIC, el Cabildo plantea en el expediente que tramita, una delimitación del mencionado complejo y de su entorno de protección, tal como dispone al efecto la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias.

 

Ubicadas en el cauce medio del Barranco del Pinto se localizan estas dos presas consecutivas, separadas entre sí por algo más de 500 metros, con cuya construcción se inaugura en Gran Canaria el período de la ingeniería de vanguardia de las grandes presas en la isla, en un contexto socio-histórico y económico que coincide con la expansión del cultivo de exportación del plátano durante el tránsito de los siglos XIX al XX. El conjunto de las Presas del Pinto es calificable de excepcional debido a que puede considerarse como un único sistema hidráulico de represamiento de agua con dos cerradas, algo muy poco común.

 

Ambas presas (construidas entre 1906 y 1933), además de formar parte del Catálogo de Elementos de Valor Etnográfico de la Fundación para la Etnografía y el Desarrollo de la Artesanía Canaria (FEDAC), así como estar incorporadas al Catálogo del Patrimonio Arquitectónico del P.G.O. de Arucas, cumplen con un destacado valor medioambiental y biológico como hábitats para la avifauna tanto nativa como en tránsito migratorio por Canarias.

 

La primera piedra de la Presa de Abajo (Pinto I) se puso en abril de 1899 promovida por la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas  -que solicitó para su construcción un préstamo de 75.000 pesetas-, siendo finalmente terminada en 1906. La Presa de Arriba (Pinto II), con un presupuesto inicial de 250.448 pesetas, se edificó también como la primera sin ningún tipo de ayuda pública ni subvenciones oficiales. Ambos complejos constituyen el más antiguo ejemplo de grandes presas construidas en Gran Canaria desde los presupuestos de la ingeniería hidráulica profesional.

 

El expediente elaborado por los técnicos de Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo de Gran Canaria inicia su trámite ahora antes de someterse al período de información pública. Una vez concluya este plazo de información y se atiendan las posibles reclamaciones, se trasladará al Gobierno de Canarias para que tramite su declaración como BIC con la categoría de Monumento, la que mejor se ajusta a sus especificidades arquitectónicas e históricas.

 

Hay que recordar que Gran Canaria es una isla en la que la presencia de presas constituye una seña frecuente en su territorio, hasta el punto que podríamos hablar de un “paisaje cultural de las presas”. En la isla existen un total de 168 (69 grandes y 99 pequeñas), a lo que se añade una complejísima red de otras infraestructuras hidráulicas como pozos, galerías, acequias o cantoneras, lo que configura un excepcional conjunto patrimonial en el contexto de la ingeniería hidráulica.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies