El ciclo de cine dedicado a Krzysztof Kieślowski vuelve a TEA Tenerife Espacio de las Artes tras la gran demanda de público

La muestra, que podrá disfrutarse en este centro de arte contemporáneo del Cabildo, regresa este domingo a las 12:00 horas con la proyección de ‘El azar’

El ciclo de cine dedicado a Krzysztof Kieślowski (Varsovia, 1941-1996), maestro del cine europeo que dejó un valioso legado creativo y humano, regresa a TEA Tenerife Espacio de las Artes desde mañana [domingo 23] hasta el 4 de noviembre. Debido al éxito y a la gran demanda de público que tuvo este ciclo de cine durante su primera entrega, 100 años de la independencia de Polonia. Krzysztof Kieślowski: un camino a la libertad vuelve a este centro de arte contemporáneo del Cabildo para que puedan disfrutar de él todas aquellas personas que no pudieron hacerlo el mes pasado.

En esta ocasión se proyectarán siete de las películas más emblemáticas del cineasta: El azar, Sin fin, No matarás, No amarás, Tres colores: Azul, Tres colores: Blanco, y Tres colores: Rojo. Los pases tendrán lugar los domingos, a las 12:00 horas. La entrada a las proyecciones es gratuita previa retirada de las invitaciones en la taquilla del centro. Las películas se pasarán en versión original con subtítulos en español. Además el ciclo se completa con una exposición sobre el cineasta que incluye una muestra de carteles de sus películas y las fotos realizadas por Kieślowski en su época de estudiante en la Escuela de Cine de Łódź.

El ciclo arranca mañana [domingo 23], a las 12:00 horas, con la proyección de El azar (Przypadek, 1981). Enfrentándose a un futuro incierto, Witek, un joven polaco estudiante de medicina, decide interrumpir temporalmente sus estudios y coger un tren e ir a Varsovia. Boguslaw Linda<https://www.filmaffinity.com/es/search.php?stype=cast&sn&stext=Boguslaw%20Linda>, Tadeusz Lomnicki<https://www.filmaffinity.com/es/search.php?stype=cast&sn&stext=Tadeusz%20Lomnicki>, Zbigniew Zapasiewicz<https://www.filmaffinity.com/es/search.php?stype=cast&sn&stext=Zbigniew%20Zapasiewicz>, Boguslawa Pawelec<https://www.filmaffinity.com/es/search.php?stype=cast&sn&stext=Boguslawa%20Pawelec>, Marzena Trybala<https://www.filmaffinity.com/es/search.php?stype=cast&sn&stext=Marzena%20Trybala> protagonizan esta película.

La programación prosigue el día 30 con Sin fin (Bez końca, 1984), un drama ambientado en Polonia en 1982, en plena Guerra Fría. El general Wojciech Jaruzelski, jefe supremo del partido comunista, gobierna el país bajo la ley marcial, ejerciendo una especial represión contra el ilegal sindicato obrero Solidaridad, creado en los astilleros de Gdansk.

El día 7 de octubre se podrá ver No matarás (Krótki film o zabjaniu, 1988), Premio del Jurado y Premio Fipresci en el Festival de Cannes y Mejor Película en los Premios del Cine Europeo. En Varsovia, un taxista está lavando su coche. Jacek, un joven campesino de mirada turbia, vaga por la ciudad. Piotr, un estudiante de derecho, se prepara para hacer su último examen. Sus destinos se cruzan cuando Jacek coge un taxi para ir a los suburbios de la ciudad, donde asesina brutalmente al taxista golpeándolo con una piedra.

Mientras que el domingo 14 será el turno de No amarás (Krótki film o miłości, 1988), Premio Especial del Jurado en el Festival de San Sebastián. Tomek es un joven de 19 años que vive obsesionado con Magda, una mujer treintañera a la que espía cada tarde con unos prismáticos. Ella es una mujer liberal y sin prejuicios que invita a su casa a muchos hombres. Tomek, celoso, decide trabajar como repartidor de leche para interrumpir sus citas amorosas.

El día 21 el ciclo incluye la proyección de Tres colores: Azul (Trois coluleurs: Bleu, 1993), filme protagonizado por Juliette Binoche, Benoît Régent<https://www.filmaffinity.com/es/search.php?stype=cast&sn&stext=Beno%C3%AEt%20R%C3%A9gent> y Florence Pernel<https://www.filmaffinity.com/es/search.php?stype=cast&sn&stext=Florence%20Pernel>. En un accidente de coche, Julie pierde a su marido Patrice, un prestigioso compositor, y a su hija Anna. Al recuperarse de sus lesiones, decide comenzar una nueva vida, independiente, solitaria y anónima, alejada de los privilegios que antes disfrutaba. Olivier, el ayudante de Patrice, intenta sacarla de su aislamiento. Olivier está enamorado de ella desde hace muchos años y acaba convenciéndola para que termine el Concierto para Europa, una ambiciosa obra inacabada de Patrice. Esta película se alzó con el León de Oro (Mejor Película), Mejor Actriz (Juliette Binoche) y Mejor Fotografía en el Festival de Venecia

El domingo 28 se podrá ver en Cine TEA Tres colores: Blanco (Trois coluleurs: Blanc, 1994). Karol ama profundamente a Dominique, pero ella lo abandona debido a que él sufre un problema de impotencia. Entonces decide volver, con su amigo Nikolai, a su Polonia natal. Allí emprende con éxito un negocio y, aunque sigue enamorado de Dominique, planea vengarse de ella.

El ciclo se clausurará el domingo 4 de noviembre con Tres colores: Rojo (Trois coluleurs: Rouge, 1994), película que cuenta la historia de Valentina, una joven estudiante que se gana la vida como modelo, salva la vida de un perro atropellado por un coche. La búsqueda de su dueño la conduce a un juez jubilado que tiene una extraña obsesión: escuchar las conversaciones telefónicas de sus vecinos. Si antes el espionaje telefónico formaba parte de su trabajo, ahora se ha convertido en un vicio. A Valentina le desagrada la conducta del hombre, pero no puede evitar ir a verlo.

El ciclo está organizado por TEA Espacio de las Artes, la Asociación Polaco-Canaria ARKA, la Fundación AVA Arts, el Instituto Polaco de Cultura, bajo el patrocinio de la Embajada de la República de Polonia en España. Además colaboran el Cabildo de Tenerife, Fundación Proyecto Perfecto, el Museo de Cinematografía de Lodz, Grupo Memento y el Arona Gran Hotel. El proyecto ha sido subvencionado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Polonia y el Instituto Adam Mickiewicz de Varsovia.

Krzysztof Kieślowski

Krzysztof Kieślowski ingresó en la aclamada Escuela de Cinematografía de Łódź en 1964. La misma escuela que formó a otros grandes cineastas polacos como Roman Polanski, Andrzej Munk, Krzysztof Zanussi o el propio Andrzej Wajda. Kieślowski ingresó en ella en un momento artístico relativamente libre, bajo la tutela del régimen comunista polaco y unido a los más veteranos se encontró inmerso en el movimiento llamado del Cine de la inquietud moral, al que aportó, notablemente, su reflexión sobre el contexto histórico-político de Polonia, hasta finales de los 80.

Al principio realizó trabajos de corta duración centrados en la descripción de rasgos particulares de la sociedad polaca bajo el régimen comunista. En la mayoría de ellos, como en La Oficina (Urząd 1966), La Fábrica (Fabryka 1970), El Hospital (Szpital 1976), Desde el punto de vista de un portero de noche (Z punktu widzenia nocnego portiera, 1977) o La Estación (Dworzec 1980) retrató a varios individuos a partir de sus relaciones personales y profesionales en su entorno laboral. En estos primeros trabajos, Kieślowski enmarcó, fielmente, la vida cotidiana de cualquier ciudadano polaco, de obreros y soldados.

Pero en sus siguientes títulos, y manera progresiva, comenzó a expresar su desencanto y empezó a tener una visión menos pragmática de la realidad, iniciándose en el uso de simbolismos y códigos trascendentales como en El Azar o en Sin fin. La carga moralista en su discurso tuvo su punto culminante en la composición del Decálogo, una obra colosal, compuesta por diez películas de unos 55 minutos de duración media, a partir de los Diez Mandamientos, que realizó para la televisión polaca en el año 1988. El Decálogo fue una majestuosa obra y un éxito de crítica internacional que finalmente reconoció el nombre de Krzysztof Kieślowski y le abrió las puertas de la producción fuera de Polonia, en un histórico momento, clave, en los albores de la caída del régimen comunista.

Tras el Decálogo, Kieślowski da por terminada su etapa plenamente polaca y se concentra en la realización de su primera coproducción en Francia con La doble vida de Verónica en 1991. Dos años más tarde, continua esta etapa con la trilogía Tres colores, basándose en los ideales de la bandera francesa, Libertad, Igualdad y Fraternidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies