El escritor Alexis Díaz Pimienta habla de su obra poética y narrativa en la Biblioteca Insular

· El día 5 de mayo, a las 20.30 horas, en la terraza del centro, el novelista mantendrá un mano a mano de versos improvisados con el repentista Yeray Rodríguez

Las Palmas de Gran Canaria, 3 de mayo de 2016.- El escritor y verseador cubano Alexis Díaz Pimienta hablará el día 5 de mayo, a las 20.30 horas, en la terraza ubicada en la azotea de la Biblioteca Insular del Cabildo de Gran Canaria (calle Remedios, 7) de su obra poética y narrativa. El acto previsto con Pimienta concluirá con un mano a mano de versos improvisados con el repentista canario Yeray Rodríguez, que promete ser muy entretenido e interesante.

Díaz Pimienta, según Fernández Retamar “uno de los escritores cubanos más notables de su generación”, ha publicado 28 libros entre novela, cuento, ensayo, poesía y literatura juvenil. Algunos de ellos han obtenido algún premio nacional e internacional en Cuba y España. Su obra ha sido traducida al inglés, francés, italiano, farsi, alemán y búlgaro.

El autor cubano, de 50 años, señala que se siente cómodo practicando cualquiera de los géneros literarios a los que se entrega: “Me siento bien en todo lo que hago. Tanto en la literatura escrita como en la oralidad, se conforma mi manera de ser y de ver el mundo. Pienso más en la creación como concepto general que en los géneros o en los estilos, como conceptos estancos. Yo hago literatura, no me pongo a pensar cuando me pongo a escribir qué me es más fácil; si no, hubiera optado por escribir décimas que llevo desde que nací haciéndolas”.

Pimienta sostiene que hace literatura con independencia del tema o de su estado de ánimo. “Escojo entonces un género y hay temas que se prestan más para novelística, otros para el relato corto, otros para la poesía y dentro de la poesía temas que se prestan para la décima, otros para el soneto, otros para el verso libre; con independencia siempre de lo que quiero escribir selecciono cómo voy a escribirlo”, dice el novelista.

Entre sus obras más reconocidas se encuentran ‘Huitzel y Quetzal’ (1992), ‘Los visitantes del sábado’ (1994), ‘Prisionero del agua’ (1998), ‘Maldita danza’ (2002), ‘Salvador Golomón’ (2005) y ‘Batido de Chocolate y otros cuentos de sabor amargo’ (2012). Hace 16 años fundó la Cátedra Experimental de Poesía Improvisada, única en su tipo, con sede en la Facultad de Música, del Instituto Superior de Arte (Universidad de las Artes), de La Habana, Cuba. Fundó y dirigió, además, la Escuela Experimental de Trovo de la Alpujarra, en Granada, España (1998-2000) y la Escuela de Cante de Poetas, de Málaga (2000-2001). Además, Pimienta es autor de los libros ‘Teoría de la improvisación’ y ‘Método Pimienta para aprender (y enseñar) a improvisar en verso’, títulos con los que trabajan todas las escuelas de repentismo cubanas desde hace más de 10 años. Ha impartido cursos, seminarios y conferencias sobre la oralidad y la improvisación en importantes universidades y centros docentes y artísticos de Cuba, España, Italia, Francia, Alemania, Suiza, México, Venezuela, Colombia, Siria, Ecuador y otros países.

El escritor cubano estima que el único consejo que podría ofrecer –“en estos tiempos de mala literatura”, dice– a los jóvenes autores que se entreguen a la escritura, “es que se mantenga a salvo del mercado. Como dice mi amigo Romualdo Irsula, la única militancia a la que debe responder un escritor es a la militancia estética. Y toda militancia estética cuando se es rigurosamente un creador consciente de la importancia, del papel social que juega como creador, lleva ya implícito un compromiso político y social. Si se es un militante estético de la literatura se es un escritor comprometido con un tiempo y con una forma de ver la vida y de interpretar el mundo, entonces el único consejo es mantener a salvo del mercado y militar en la literatura”.

Según Alexis Díaz Pimienta, “España está pasando ahora mismo por una crisis cultural impresionante. El país está siendo víctima de un secuestro cultural dictado por la frivolidad de la cultura y de la literatura que se consume. El mercado está haciendo un gran daño incluso en la objetividad con que se analiza la cultura y la objetividad con que se defiende el concepto cultura”, concluye.

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies