El presidente de los historiadores latinoamericanos ejerce de ‘guía’ por La Habana que llegó a ser “la llave del Nuevo Mundo”

• “Aunque con otra intensidad, Canarias y Cuba comparten una identidad en cuanto a cultura e idiosincrasia”, afirma el presidente de la Adhilac en el XXIII Coloquio de Historia Canario-Americana de la Casa de Colón

• El papel “central” de la capital cubana en el mundo se tradujo en una urbe de 116 kilómetros cuadrados en los años veinte del siglo pasado

Las Palmas de Gran Canaria, 8 de octubre de 2018.- La Habana es una historia que dura ya quinientos años. El cubano Sergio Guerra Vilaboy, presidente de la Asociación de Historiadores Latinoamericanos y del Caribe (Adhilac), condujo hoy un recorrido histórico por las distintas fases de una ciudad que, según explicó, “llegó a ocupar un lugar central y a ser la llave del Nuevo Mundo”.

Este viaje en el tiempo y por las distintas etapas históricas de la capital cubana ha tenido lugar en el seno del XXIII Coloquio de Historia Canario-Americana de la Casa de Colón, que se celebra junto al XII Encuentro Internacional de la Adhilac, en una conferencia inaugural de Vilaboy denominada ‘La Habana en su V Centenario’ celebrada en este museo del Cabildo de Gran Canaria.

Vilaboy, ante un numeroso público y en una intervención acompañada de numerosas y sugerentes imágenes, abordó su configuración urbanística o aspectos económicos y demográficos, entre ellos algunos que señalan que en los años cincuenta del siglo pasado el cuarenta por ciento de la economía de la ciudad giraba alrededor de negocios e industrias encabezadas por españoles, incluidos canarios y canarias.

El profesor matizó que el auge de La Habana, cristalizado en una urbe que alcanzó los 116 kilómetros cuadrados de extensión en los años veinte, se vio truncado por el bloqueo comercial de los Estados Unidos, lo que también afectó a los nexos con Canarias, a lo que contribuye el hecho de que las islas viven un momento económico también muy distinto al que derivó tanta población hacia la perla caribeña.

“Pero aunque esa intensidad en la relación ya no sea la misma”, precisó Vilaboy, “compartimos una identidad en cuanto a cultura e idiosincrasia”. La realidad histórica de La Habana ha sido otro de los frentes abordados en la primera jornada de un encuentro que congrega en la Casa de Colón del Cabildo de Gran Canaria a un total de 241 especialistas de dieciocho nacionalidades hasta el próximo viernes.

La notable presencia de ‘la otra orilla’ cristaliza en la participación de 62 académicos y académicas llegadas de once países americanos (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Trinidad y Tobago, Uruguay, Costa Rica, Cuba, Estados Unidos, México y Puerto Rico), a los que se suman historiadores e historiadoras de Alemania, Francia, Holanda, Polonia, Portugal y el Reino Unido, así como 45 de distintas universidades españolas.

Por otro lado, el Coloquio certifica su condición de semillero y palanca de la investigación histórica hecha en Canarias con la inscripción de 118 investigadores e investigadoras del conjunto del archipiélago.

Toda la información disponible y actualizada sobre el XXIII Coloquio de Historia Canario-Americana estará disponible en la siguiente dirección web:   http://www.coloquiosdehistoriacanarioamericana.com/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies