La Biblioteca Insular descubre en una exposición la figura de Petrus Gonsalvus, el extraño tinerfeño que pudo inspirar ‘La Bella y la Bestia’

·        La muestra, que se inaugura el día 15, a las 19.00 horas, está comisariada por Luz Caballero y Guillermo Lorenzo

Las Palmas de Gran Canaria, 14 de marzo de 2017.- La Biblioteca Insular inaugura el día 15 de marzo, a las 19.00 horas, la muestra titulada ‘La Bella y la Bestia’, una exposición que recorre con la exhibición de distintos materiales el popular cuento clásico de origen francés del que se han escrito múltiples variantes.

La citada exposición que comisaría Luz Caballero y el artista Guillermo Lorenzo otorga un especial tratamiento al personaje de Pedro González (Petrus Gonsalvus), un canario afectado de hipertricosis, natural de la isla de Tenerife y nacido en el año 1537, que fue enviado con tal solo diez años como regalo exótico a Carlos V a los Países Bajos, y que por razones no muy claras termina alcanzando rango nobiliario en la corte de Enrique II de Francia.

Esta historia real fue la que inspiró a la escritora francesa Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve, en 1720 para escribir la primera versión del cuento que hoy conocemos, aunque la versión más conocida y mucho más breve, es la que realiza en 1756, la aristócrata y escritora Jeanne-Marie Leprince de Beaumont.

Contenidos

La muestra exhibe el retrato de Petrus Gonsalvus, su árbol genealógico familiar y una panel con su biografía y la ruta del viaje realizado hasta Francia, así como libros pertenecientes a la colección del periodista, investigador y profesor de la Universidad Europea de Canarias, Enrique Carrasco, que ha estudiado durante más de cinco años la vida de este tinerfeño, cuya historia ha plasmado en el libro ‘Petrus Gonsalvus, mi vida entre lobos’.

En otro apartado se avanzan los antecedentes literarios de ‘La Bella y la Bestia’ que podemos vislumbrar en las obras  ‘El asno de oro’, de Apuleyo; ‘Las noches placenteras’, de Gianfrancesco Estraparola y ‘Riquete, el del copete’, de Charles Perrault. No faltan materiales alusivos a las distintas versiones de la famosa historia recreada por la literatura y el cine, pero también por el soporte multimedia (Donkey Monkey de Nintendo) y el cómic (Marvel). Asimismo, en otro bloque la exposición recoge otros arquetipos del binomio doncella/monstruo, como es el caso de Frankenstein, el Jorobado de Notre Dame, King-Kong, el Fantasma de la ópera o Drácula.

La muestra, que permanecerá abierta hasta el día 6 de abril, contempla la celebración de dos mesas redondas que tendrán lugar los días 4 y 6 de abril en las que el psiquiatra Segundo Machado y el profesor universitario Enrique Carrasco, abordarán desde distintas perspectivas los entresijos de esta celebérrima historia de la que se ha venido alimentando la industria de la cultura, detrás de la que hoy son muchas y muchos los que aciertan a ver un prototipo de historia que se ha transmitido de generación en generación enmascarando edulcoradamente el referente de un vulgar maltratador.

La exposición, que puede ser visitada en la Biblioteca Insular (calle Remedios,7) de lunes a viernes, de 10.00 a 21.00 horas, forma parte del amplio programa de actividades con el que se celebran este año las Jornadas Francófonas que organizan el Liceo Francés de Gran Canaria y la Alianza Francesa de Las Palmas de Gran Canaria.

Desde la versión escrita más conocida y revisada de manera abreviada de la obra original de Villeneuve, publicada en 1756 por Jeanne-Marie Leprince de Beaumont, a la última versión cinematográfica animada en la que se incluye el primer personaje homosexual de la factoría Disney, la trama de la historia no ha dejado de cautivar a grandes y pequeños.

Para Carrasco, y para muchos investigadores e historiadores, no hay duda alguna de que la historia Petrus Gonsalvus y su enlace con Catherine en Francia fue la que inspiró la conocida obra ‘La Bella y la Bestia’. Pedro González falleció en 1618, a los 80 años de edad, en la localidad de Capodimonte. Murió el hombre pero nació la leyenda, y con ella los cuentos, y de los cuentos… la bestia.

“Se cree que fue hijo de menceyes guanches o de una familia canaria acomodada y que en la isla vivió bajo la protección de religiosos”, explica Carrasco, “hasta que fue trasladado a Francia en donde pasó a llamarse Petrus Gonsalvus, se casó con una joven cortesana llamada Catherine, que se cree era dama de compañía de la reina Catalina de Médicis. Un matrimonio acordado pero que, sin embargo, duró 40 años, y del que nacieron seis hijos, cuatro de los cuales heredaron la enfermedad”, concluye el profesor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies