La Cueva de las Mil Momias o el Santo Grial de la arqueología canaria

Canarias cuenta con un amplio abanico de misterios, hechos insólitos y tradiciones místicas, que a lo largo de la historia se han fusionado con el folklore popular y se han transmitido en los hogares de generación en generación, según informa La Provincia.

Una de estas leyendas habla deuna legendaria e ilocalizable cueva en Tenerife, en donde los conquistadores españoles aseguraban que había más de un millar de cadáveres guanches: La Cueva de las Mil Momias.

Investigadores y distintos expertos han situado la supuesta localización de este enclave en el Barranco de Herques, en el sureste de la isla, entre los municipios de Fasnia y Güímar, considerado de gran interés arqueológico. Entre los distintos restos hallados del legado de los habitantes de la antigua Achinech, se encuentra el ídolo de Guatimac. Los historiadores han afirmado que la figura está asociada al mundo de los muertos. En la actualidad se puede apreciar en el Museo Arqueológico del Puerto de la Cruz.

El emplazamiento fue localizado en 1764. Según recoge el historiador Viera y Clavijo en las páginas de Noticias de historia general de las Islas Canarias (1772-1773), la también considerada como laCueva de los Menceyes «está en un cerro muy escarpado del Barranco de Herques, entre Arico y Güimar, en el país de Abona, y tan lleno de momias, que no se contaron más de mil?». El célebre ilustrador tinerfeño narra del descubrimiento de «un panteón excelente, cuyo apreciable monumento derrama mucha luz sobre esta parte de nuestra historia antigua». Además, el artista Charles Nicholas Cochin refleja en una ilustración realizada en 1791, una imagen que reproducía la cueva en donde se aprecia la llegada de un extranjero a una gran caverna, donde es recibido por unos aborígenes.

Más de 250 años después del supuesto hallazgo y tras el avance de la ciencia y numerosos rumores, bulos y especulaciones, la conocida como la Cueva de las Mil Momias no ha vuelto a ser descubierta.

El catedrático de Arqueología, Antonio Tejera Gaspar, el investigador Daniel García, el escritor David Galloway y el editor Juan Francisco Delgado publicaron en 2010 un libro homónimo sobre este enigmático lugar. En él profundizan en un trabajo que recoge distintos estudios arqueológico-científicos y llegan a demostrar que la citada gruta llegó a existir, aunque en la actualidad no se ha logrado descubrir su paradero.

Aunque las distintas administraciones e investigadores han puesto obstáculos para que se oculten, alteren o expolien los múltiples yacimientos que se encuentran en el Archipiélago, esto no ha impedido el pillaje y la venta de restos aborígenes a lo largo de la historia. Entre las distintas especulaciones, se afirma que, de haber existido, la fama y magnitud de la caverna habría ayudado a la expoliación y sustracción de los distintos restos arqueológicos.

La Cueva de las Mil Momias es uno de los «descubrimientos» más relevantes de las Islas en el ámbito de la arqueología. La propia ubicación es un misterio hasta la fecha. El secreto de esta sagrada necrópolis aborigen ha llegado a ser calificado por los distintos expertos como el Santo Grial de la arqueología canaria.

FUENTE.- La Provincia

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies