La periodista y escritora Nuria Varela alerta contra una “nueva misoginia sutil y perversa” en un multitudinario acto en la Casa de Colón

• “No se me ocurre mejor manera de cerrar este mes de marzo que este salón lleno”, aseguró la autora, referente del movimiento feminista

Las Palmas de Gran Canaria, 23 de marzo de 2018.- La periodista y escritora Nuria Varela, una de las figuras más reconocibles del feminismo en España, aseguró ayer noche en un repleto salón de actos de la Casa de Colón que a la “misoginia explícita” se ha sumado “la nueva misoginia”, un fenómeno que considera todavía más preocupante, aunque “no porque signifique algo distinto, sino porque se manifiesta de una manera más sutil”.

“La nueva misoginia es más perversa, porque la identificamos peor y es más difícil enfrentarse a ella”, añadió Varela en el transcurso de su intervención en un acto que supuso un exitoso y multitudinario cierre del programa Marzo Mujer impulsado por el Cabildo de Gran Canaria a través de la Consejería de Cultura con la colaboración de la Consejería de Igualdad.

Varela precisó que esta misoginia de nuevo cuño cristaliza en “nuevas formas de violencia simbólica que tienen que ver con la construcción cultural que nos conforma de manera invisible. Y ahí reside su peligro, porque construye un imaginario que consideramos compartido pero que en realidad es muy patriarcal”.

Varela se desplazó a Gran Canaria para un evento organizado por el Servicio de Museos del Cabildo y la Casa de Colón que incluyó también la presentación de su último libro ‘Cansadas. Una reacción feminista ante la nueva misoginia’ (Ediciones B, 2017), un nuevo título en la carrera editorial de la autora de ‘Feminismo para principiantes’, varias veces reeditado desde que viera la luz en 2005. “No se me ocurre una manera mejor de cerrar este mes de marzo que estar aquí con este salón lleno”, aseguró.

“¿Por qué decimos que estamos cansadas?”, se preguntó en voz alta ante el público. “Estamos hartas de muchísimas cosas, de las dobles y triples jornadas, de la medicalización de nuestros cuerpos, de la presión de los mitos de la belleza, pero especialmente de la violencia física, de la verbal, del desprecio, del menosprecio y de la violencia psicológica. Por eso este cansancio resulta tan transversal”, resumió.

Varela, que jugó un papel destacado en la puesta en marcha del Ministerio de Igualdad a partir de 2008 ocupando puestos de responsabilidad en su seno, matizó que ninguna persona que forme parte del movimiento feminista puede sorprenderse ante las movilizaciones del 8-M de este año, aunque se hayan superado las expectativas

“Lógicamente”, apuntó, “tenía que haber una reacción porque la situación es bastante insostenible. Estamos hartas de que nos releguen y de esa brecha entre la igualdad formal y la real, que cada día es mayor”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies