Un proyecto en el que participa la Sinfónica de Tenerife recibe el premio CERMI por su acción cultural inclusiva

La formación musical del Cabildo colaboró con la iniciativa estatal ‘Mosaico de Sonidos’, con la puesta en escena de un concierto en el Auditorio de Tenerife en el que participaron 15 músicos y 23 personas con diferentes discapacidades

Tenerife– 28/09/2017. La implicación del Cabildo por la inclusión social ha sido reconocida con el premio que el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) otorgó ayer [miércoles 26], en la categoría de Acción Cultural Inclusiva, al proyecto Mosaico de sonidos, en el que colabora la Sinfónica de Tenerife, junto a otras trece formaciones musicales de toda España.

El presidente Carlos Alonso felicita a quienes han hecho posible este proyecto del que forma parte el Cabildo que seguirá trabajando la música y la cultura como instrumento de desarrollo personal y de integración social. Además –resalta- “Mosaico de sonidos camina en la línea de Tenerife 2030, una iniciativa con la que queremos ayudar a desarrollar capacidades en toda las personas. Que todos tengan oportunidades para lograr así una sociedad más inclusiva y mejor preparada”.

El director insular de Cultura, Educación y Unidades Artísticas, José Luis Rivero, destaca el trabajo intenso desarrollado por los músicos de la Sinfónica y recuerda el empeño del Cabildo por llevar la cultura a todos los rincones de la Isla y a todas las personas y colectivos.

El jurado de los premios se reunió ayer [miércoles 26] para fallar estos galardones y reconocer las iniciativas o labores de personas o instituciones, en ámbitos como la inclusión laboral, la investigación social y científica, la accesibilidad universal o en la esfera institucional y el género, en favor de las personas con discapacidad y sus familias. En esta edición más de 100 candidaturas han competido por los premios cermi.es 2017, en alguna de las trece categorías convocadas.

La flor más grande del mundo

Después de casi dos años trabajando la música como instrumento de desarrollo personal y de integración social, Mosaico de Sonidos se materializó a principios de este año 2017 en 24 conciertos en 14 ciudades españolas. El proyecto nacido del programa de la Asociación Española de Orquestas Sinfónicas (AEOS) con el apoyo de la Fundación BBVA y de Plena Inclusión, se llevó a cabo a través de talleres de creación sonora que lideraron 140 músicos y personal administrativo de las orquestas y en los que participaron 228 personas con discapacidad. En el caso de Tenerife fueron 15 músicos de la Sinfónica y 23 personas con diversidad funcional.

La actividad se articuló en torno a la obra La flor más grande del mundo, una composición de Emilio Aragón y basada en el cuento del nobel de Literatura José Saramago. Dentro del área Educativa y Social de la Sinfónica se presentó en concierto en el Auditorio de Tenerife el 23 de febrero, dirigido por el maestro Rubén Gimeno y que se completó con obras de Gershwin, Villa-Lobos, Bernstein, Ginastera y Márquez.

Mosaico de Sonidos, dirigido por Mikel Cañada, realizó talleres que crearon micro-composiciones que se sumaron a la original y que incorporaron otras expresiones artísticas como la danza, la poesía, el arte dramático o la plástica. Las catorce obras resultantes fueron interpretadas por su autores -integrados en la orquesta y en la escena- en 24 conciertos a los que asistieron alrededor de 30.000 personas.

En La flor más grande del mundo, un niño emprende un emocionante viaje a través del mundo para salvar a una pequeña y débil flor. Su optimismo y su coraje sorprenderán a todos los que le rodean. Esta sencilla historia de José Saramago, es una metáfora perfecta de este proyecto de integración en el que artistas con y sin diversidad funcional compartirán escenario para hacer llegar al público la música de Emilio Aragón y Edward Elgar. Un público que, además, será parte activa del concierto a través de canciones y coreografías que han preparado previamente en el aula.

Bajo la dirección de Ángeles Muñiz se ha realizado el documental que se estrenará próximamente con la grabación de los talleres de creación sonora en cada orquesta participante, el proceso y los conciertos.

Un proyecto con continuidad

Después de la grata experiencia entre los músicos implicados y los participantes del proyecto, el área Educativa y Social recupera la idea y la replantea, para mostrarla a escolares y familias. Ana Hernández Sanchiz, responsable de esta área afirma que “supone un gran benficio para los músicos y una integración total de este colectivo”.

La Sinfónica de Tenerife ha aprovechado el vínculo creado entre los músicos y los participantes para ofrecer otra versión de La flor más grande del mundo. Durante estos conciertos ofrecerán también La varita de la juventud (Suite 2, op.1b), de Edward Elgar.

En esta ocasión, Danza en Comunidad, proyecto del Auditorio de Tenerife liderado por Tenerife Danza Lab, se suma a Plena Inclusión Canarias, para conseguir un trabajo más integrador. A partir de enero, se realizará un taller mensual y, en abril, se aumentará el número de ensayos.

Los conciertos para escolares se llevarán a cabo los días  9, 10 y 11 de mayo de 2018, entre las 10:00 y las 11:00 horas. La sesión en familia será el sábado 12 a las 12:00 horas. Está dirigido a alumnos de Educación Primaria, grupos de Educación Especial y Colectivos de personas con diversidad funcional. La duración aproximada del espectáculo será de 55 minutos y tendrá lugar en la Sala Sinfónica del Auditorio de Tenerife. Actuará la Sinfónica bajo la dirección de Ignacio García Vidal con el Grupo Mosaico-Plena Inclusión, con narración de Ana Hernández Sanchiz y bailarines de Danza en Comunidad.

Miquel Ángel Parera, director técnico de la Sinfónica de Tenerife, considera que “venir a los conciertos de la Sinfónica es también dar apoyo a estas actividades”. Una buena ocasión para demostrar que “todos somos Sinfónica” es asistir a la inauguración de la temporada el próximo viernes 6 de octubre a las 19:30 horas en la Sala Sinfónica de Auditorio de Tenerife, bajo el título Una temporada fantástica.

La primera cita de la temporada tiene como invitados al maestro Perry So y el trompetista Pacho Flores. En la primera parte se interpretará la obertura de Zaïs, de Jean-Philippe Rameau (1683-1764), un estreno de la OST, el Concierto para corno da caccia en Mi bemol mayor de Johann Baptist Neruda (1708-1780) y Mestizo, Concierto para trompeta y orquesta de Efraín Oscher (1959), otro estreno de la Sinfónica. La segunda parte se centra en una obra fundamental del repertorio, la Sinfonía fantástica, op. 14 de Hector Berlioz (1803-1869).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies