La nueva Comisión Asesora nombrada por Mariate Lorenzo apoya el cambio de modelo del Festival

Armando Camino informa en La Provincia que el Festival de Música de Canarias busca “conciliar” el modelo tradicional de certamen con las modificaciones estrenadas este año, saldadas con un fracaso en asistencia de público y venta de entradas, según avanzó la consejera de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, Mariate Lorenzo, tras reunirse ayer con la Comisión Asesora del evento en la capital grancanaria.

Pese a las caídas del 44% en la recaudación, hasta 350.000 euros, y del 29% en espectadores, hasta 30.600 personas, con respecto al pasado año, el órgano consultivo respalda “mayoritariamente” el cambio del festival hacia una mayor descentralización de las sedes y la incorporación de nuevas propuestas artísticas, aseguró el director del Conservatorio Superior de Música de Canarias, Miguel Ángel Linares.

Conviene recordar, decimos en El Cultural de Canarias, que se trata de un nuevo órgano consultivo designado a propuesta de Mariate Lorenzo en diciembre pasado, después de cesar a los anteriores que en julio se mostraron críticos con el nuevo modelo y predijeron -con acierto- lo que iba a pasar.

Indica Camino en La Provincia que tras aplaudir el menor precio de las entradas y la mayor presencia de artistas canarios, Linares lamentó la “polémica extrema” entre los públicos conservador e innovador al margen de la calidad musical: “Era casi más una discusión Barça-Madrid, en música clásica somos pocos y nos tenemos que llevar bien, hay gustos para todos”.

A su juicio, “el festival ha movido un poco el cocotero este año, estaba un poco fosilizado y no pasaba nada nuevo hacía bastante tiempo, pero si mueves mucho la planta pierdes las raíces y se puede caer la palmera”, argumentó el responsable del Conservatorio Superior de Canarias junto a la consejera autonómica de Cultura al finalizar la reunión. Precisamente, diversos miembros de la Comisión Asesora del Festival de Canarias, con profesionales del sector y representantes de las corporaciones locales, cuestionaron durante el encuentro la continuidad del modelo estrenado este año bajo la coordinación del músico y gestor cultural Nino Díaz.

“El modelo ha fallado, desmontamos un festival que había satisfecho al público tradicional”, advirtió el melómano y Diputado del Común, Jerónimo Saavedra, antes de enumerar la gestión en las islas capitalinas, la acústica en auditorios secundarios o la comunicación global del evento como fallos de la 33º edición pendientes de rectificación por parte del Gobierno autonómico. Precisamente, Mariate Lorenzo ya asumió la pasada semana la “responsabilidad de los errores cometidos” durante su comparecencia en el Parlamento de Canarias, institución donde el Partido Popular, el Partido Socialista y Nueva Canarias negocian presentar una moción reprobatoria para forzar la dimisión o destitución de la consejera de Turismo y Cultura.

Tras recibir el respaldo en la Cámara de sus compañeros de Coalición Canaria, además de Agrupación Socialista Gomera y Podemos, Lorenzo mantuvo ayer el tono de su reciente intervención parlamentaria, al reconocer las equivocaciones y mantener su apuesta. Durante la reunión, “muy constructiva, se han valorado los cambios introducidos, que han sido positivos, y nos han invitado a mejorar los errores que se han cometido”, resumió la titular de Cultura antes de abogar por “tratar de conciliar los dos modelos de festival, el modelo tradicional que atiende más a gustos conservadores con las nuevas propuestas incorporadas este año”.

Para ello, la organización del Festival ya trabaja en la programación de 2018, aunque el concurso público para elegir a su nuevo director no se convocará hasta marzo. La Orquesta Filarmónica de Munich (Alemania), que ya dirigió el español Pablo Heras-Casado, o la Orquesta de Cámara de Viena (Austria), entre otras opciones, se propusieron a la Comisión Asesora, que también colaborará en la redacción de las bases para el concurso del director.

Sin que se haya cerrado el cartel de músicos, solistas e intérpretes, Mariate Lorenzo advirtió que “hay que comprometerse ya o perderemos la oportunidad de buenas orquestas” porque acordaran su asistencia con otros festivales. La consejera dejó claro que el futuro director se encontrará con “una parte” de la programación ya contratada. “No vamos a dejar de trabajar en el siguiente festival para no dejar pasar los plazos”, abundó.

Sin embargo, la consejera autonómica auguró que se dispondrá de un borrador del concurso a lo largo de los próximos días con el objetivo de “acelerar el proceso todo lo posible con ánimos de que esté el director pronto, pero siempre en el plazo necesario para hacerlo bien. No queremos precipitar un concurso urgente y que luego nadie acuda a esa convocatoria, porque tienen que presentar unos proyectos y tenemos que darles tiempo”, matizó Lorenzo.

Durante el encuentro de la Comisión Asesora, asumieron su cargo los representantes nombrados en diciembre por el Consejo de Administración de Canarias Cultura En Red, empresa pública responsable de la gestión del Festival de Música mediante una encomienda del Gobierno autonómico. A la reunión, primera tras la clausura del certamen, acudieron tanto intérpretes y compositores como los consejeros insulares de Cultura de diversos cabildos para valorar las cifras ya presentadas por el Gobierno y preparar la próxima edición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies