Akira Kurosawa, en el cinefórum universitario de la Casa-Museo Pérez Galdós

  • La película se proyecta el día 20 de abril, a las 18:00 horas, con coloquio posterior. La entrada es gratuita hasta completar aforo

El cinefórum universitario que promueve la Universidad del Atlántico Medio en la Casa-Museo Pérez Galdós sienta en la butaca al mito del cine japonés Akira Kurosawa. En el repaso que el ciclo se ha propuesto hacer a lo largo de los clásicos del séptimo arte no podía faltar el director asiático más internacional. La película elegida es ‘Rashomon’ (1950) y la cita es el día 20 de abril a las 18:00 horas.

La entrada es libre y gratuita hasta completar aforo. Esta es la quinta jornada del proyecto, que incluye siempre la proyección de una película y un coloquio posterior. La iniciativa de poner en marcha un cinefórum universitario es fruto de la colaboración entre la Universidad Atlántico Medio y la Casa-Museo Pérez Galdós. El cinefórum está especialmente dirigido a los alumnos del grado en Cine y Videojuegos, aunque la exhibición está abierta al público en general. La previsión es celebrar una o dos proyecciones al mes en la Casa-Museo desde enero hasta mayo.

Presenta la película en esta ocasión Iván Martín, profesor de la Universidad del Atlántico Medio, que estará acompañado por Luis Miranda, director del Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria, doctor en Investigación y Medios de Comunicación y profesor de Cine en la Facultad de Comunicación de la Universidad del Atlántico Medio.

‘Rashomon’ es considerada una de las obras maestras del realizador japonés y está basada​ en un cuento escrito por Ryūnosuke Akutagawa en 1915. Protagonizada por Toshirō Mifune, Machiko Kyo, Takashi Shimura y Masayuki Mori la película se ambienta en el siglo XII y narra la violación de la esposa de un samurái y el asesinato de éste a través de cuatro testimonios. Su técnica narrativa, fragmentada y basada en el uso del flashback, ha llegado a ser denominada ‘efecto Rashomon’ y ha ejercido amplia influencia en directores posteriores.

Esta fue una de las tres películas en las que Kurosawa colaboró con el maestro cineasta Kazuo Miyagawa. En 1951 obtuvo el León de Oro en el Festival de Venecia y en 1952 ganó el Óscar a la mejor película extranjera.

‘Rashomon’ tuvo muchos problemas para ver la luz. El director mostró el guion a varios estudios, que se negaron a financiar un proyecto tan extraño ya que no lo entendían y les parecía una propuesta extravagante que no podría tener éxito en pantalla. Finalmente, Daiei Film accedió a producir la película, con modestos recursos económicos, siendo un ejemplo de economía cinematográfica.

En la planificación inicial, el rodaje iba a desarrollarse íntegramente en exteriores, pero tuvieron bastantes problemas para encontrar una puerta suficientemente majestuosa. Buscaron por todo Japón, pero ninguna se asemejaba a la real, la puerta de Rashô, originalmente ubicada en Kioto, pero destruida hacía tiempo. Ante esta circunstancia, y debido a la crónica meticulosidad de Kurosawa, que a veces rayaba lo enfermizo, tuvieron que construir un decorado, realista y grandioso para esa parte.


Sinopsis

En el siglo XII, durante una fuerte tormenta, un monje, un peregrino y un leñador se guarecen en las semidestruidas puertas de Rashô. Esperando que el tiempo mejore y les permita regresar a sus quehaceres, los tres discuten casi filosóficamente sobre la naturaleza de las acciones humanas.

El monje y el leñador comienzan a hablar sobre el caso del asesinato de un samurái y la violación de su esposa. Ambos fueron llamados como testigos en el juicio. El monje se encontró con el samurái y su esposa antes de suceder el crimen y el leñador encontró su cuerpo en el bosque. Al juicio también fueron convocados los tres únicos testigos directos: un bandido famoso llamado Tajômaru, quien presuntamente asesinó al samurái y violó a su esposa, la esposa del samurái y el mismo samurái, que testifica mediante una médium. Los tres cuentan una historia estructurada de manera similar: el bandido Tajômaru se enfrentó, secuestró y ató al samurái para poder violar a la esposa. Pero finalmente se contradicen entre sí y las motivaciones reales del asesinato no son las que parecen.


Contexto histórico

La influencia de esta película en el cine japonés y occidental fue importante dado el contexto histórico y el entorno cultural en el que se rodó. Japón acababa de perder la Segunda Guerra Mundial y su sociedad estaba inmersa en un manto de pesimismo. Pero hubo una transformación en las ideas, ya que los directores experimentaron que, por primera vez, la censura no era tan rígida como antes de la guerra. Si en época bélica los creativos nipones sufrieron una fuerte presión por parte de las autoridades locales para ‘reconducir’ la dirección de sus películas, la nueva censura americana relajó las cosas.

Estos cambios beneficiaron al propio Kurosawa, al que antes se le presentaban innumerables problemas porque, según la censura nacional japonesa, sus películas eran ‘demasiado occidentales’, lo que le obligaba frecuentemente a reconstruir, cambiar el enfoque, o desestimar proyectos para centrarse en películas comerciales que exaltaran los valores patrios como, por ejemplo, ‘Zoku Sugata Sanshiro’ (‘La nueva leyenda del gran Judo’).

Rashomon es un ejemplo de originalidad que, tras tanto tiempo encerrada, abre la caja de Pandora de la industria cinematográfica japonesa. No solo es una película revolucionaria para el cine japonés, también lo es para un cine occidental que se ha visto ampliamente influenciado a lo largo de los años por la obra de Kurosawa.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad