El Taller infantil ‘Un verano en el Museo’ concluye con una oda a la concienciación del medioambiente


  • Yurena Villaplana Alonso, miembro del DEAC, ha sido la encargada de traer el taller infantil a la Casa-Museo Tomás Morales, destinado a niños y a niñas de 5 a 10 años
  • El evento, que se ha celebrado del 3 al 5 de julio, de 10:00 a 13:00, ha destacado por la concienciación sobre el medioambiente, al margen de conocer la figura de Tomás Morales con la lectura de varios versos

La Casa-Museo Tomás Morales ha concluido con éxito su taller “Un verano en el museo”, un recorrido vacacional destinado a niños y niñas de 5 a 10 años donde, a través de actividades vinculadas a la poesía de Tomás Morales y de la propia naturaleza, se ha fomentado el amor por la literatura y la conciencia medioambiental.

“En este taller, celebrado del 3 al 5 de julio, no solo hemos explorado la vida del ilustre poeta y hemos visto las diversas salas de la casa natal, también he tratado de concienciar a los niños y a niñas a través de manualidades muy vinculadas a la poesía y a la concienciación del medioambiente, puesto que Tomás tenía especial aprecio al océano”, admite Yurena Villaplana Alonso, profesional del DEAC. “Cada día hemos leído versos de poemas de Tomás, comenzando por Oda al Atlántico, acto seguido con La Selva de Doramas y, por último, La Calle de Triana”, añade.

El primer día del taller ha destacado por la actividad “Crea tu propio océano”, donde los niños y las niñas han podido observar, a través de diversos documentos audiovisuales, a los animales en peligro de extinción y han aprendido qué acciones se pueden llevar a cabo para cuidar al mar, elemento natural tan admirado por Tomás Morales. Además, han realizado manualidades utilizando materiales reciclados, creando sus propias representaciones del océano con el objetivo de resaltar la importancia de la conservación marina.

Durante el segundo día, los niños y niñas también han tenido la oportunidad de explorar La Selva de Doramas, espacio natural mencionado en la obra poética de Tomás Morales. Han confeccionado actividades que incentivan la creatividad y el amor por la poesía, como los crucigramas relacionados con esta temática o la creación de portalápices, hechos con papel reciclado y con forma de cardón. La sesión ha incluido visitas al jardín de la Casa-Museo, una actividad de crear y colorear divertidos marca páginas.

Para el último día, Yurena ha trasladado a los niños y niñas a la antigua Las Palmas de Gran Canaria. En este mini-taller ha retrocedido 100 años para presentar “Taller de la ciudad”, actividad en la que se ha puesto en práctica el contraste del pasado con la ciudad actual. “A Tomás Morales le ilusionaba ver los cambios estructurales. Por eso, me pareció una buena oportunidad enseñarles el antes y el después de la capital, con una actividad en la que reconocieron varias casas de la actual Vegueta y Triana, y las pudieron pintar”, subraya.

“Ha sido una experiencia enriquecedora no solo para los niños y niñas, sino también para mí como educadora, y para la Casa-Museo por tener el privilegio de contar con un grupo tan proactivo. Ver cómo los pequeños se apasionan por la poesía y se sensibilizan con la protección del medioambiente es realmente gratificante. Se llevan a sus casas nuevas enseñanzas y, por supuesto, las manualidades como recuerdo”, sentencia la profesional del Departamento de Educación y Acción Cultural.

La Casa-Museo Tomás Morales, en colaboración con la Casa-Museo León y Castillo, repetirá la actividad los días 21, 22 y 23 de agosto en Telde. Con esto, se continúa promoviendo la cultura y la conciencia ecológica entre los más jóvenes, asegurando que las próximas generaciones valoren y protejan tanto la herencia literaria como el medio ambiente.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad