Geño Aguiar hace un guiño al mundo infantil con la serie «Láminas coloreadas»

En estas doce láminas coloreadas realizadas en 2017, el artista Geño Aguiar recuerda las fiestas entrañables de Guía y, concretamente de San Roque, su barrio. Con ellas pretende hacer un guiño al mundo infantil, puesto que evocan sus paseos y juegos a través del Callejón del Molino, o junto a las plataneras.

Son trabajos que ilustran diferentes recetas de cocina familiares, preparadas durante las fiestas ante la expectación de los niños que, tras la sobremesa, compartían la tarde en los Juegos Infantiles de la Plaza de San Roque y, posteriormente, acudían con su familia al Desfile de Variedades.

Lápices de colores y tinta china han dado forma a imágenes vinculadas con los primeros años de Geño Aguiar el cual, desde ese momento, evocaba iconos con cierto parecido a las figuras de los cuentos que leía en su niñez , reflejados a su vez en el entorno. Tal es el caso de las ranas, muy frecuentes en los charcos formados en el cauce del Barranco de las Boticarias, que dibujaba con profusión. Por otro lado, el perro nos recuerda el eco de los ladridos que atravesaban El Parralillo y El Prior.

Caballos y asnos, medios de transporte habituales de los campesinos, se funden con imágenes idealizadas de castillos, cerca de Hoya de Pineda, o las hadas y duendes, protagonistas de la imaginación infantil.

El soporte utilizado es una simulación de las libretas escolares de aquel momento, cuyas ilustraciones tendrían la finalidad de captar el interés de la literatura pues, indudablemente, la imagen encierra gran facilidad a la hora de transmitir una idea. Y es que la atracción del lenguaje plástico es aplicable tanto a los adultos como a los niños.

En definitiva, Geño Aguiar ha estimulado su memoria gráfica, al igual que otras personas desarrollan su memoria auditiva. Intenta hacer una simbiosis de sus recuerdos “sanroqueños”, sus fiestas de Guía y el placer de degustar unos platos exquisitos en esas fechas señaladas.

Perfil del autor

Geño Aguiar (Guía de Gran Canaria, 1956), desarrolló su formación artística en la Escuela de Artes y Oficios como grabador, técnica en la que profundizaría años después con el grabador Dimitri Papageorgius.

Con posterioridad estudió pintura al óleo con Pancho Ortuño, discípulo de Fernando Zóbel, creador del Museo de Arte Contemporáneo de Cuenca, y ejerció, además, como dibujante de campo en excavaciones arqueológicas organizadas por la Universidad Complutense de Madrid, sumando a esta actividad diseño publicitario.

Ha realizado varias exposiciones colectiva e individuales como las efectuadas en el Casino de San Juan de Luz (Francia), Sala Yurfa (Las Palmas de Gran Canaria), Gabinete Literario (Las Palmas de Gran Canaria), Casa de la Cultura (Guía de Gran Canaria), esta última realizada en 2017, a la que se suma la clausurada en octubre de 2021 en este mismo recinto.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad