La iluminación en los museos, al descubierto en el Museo de la Naturaleza y la Arqueología

  • La cita es el 6 de mayo, a las 18:00 horas, con entrada gratuita hasta completar aforo

La arqueología es mucho más que el trabajo de campo y la investigación de nuestro pasado. Los descubrimientos hay que mostrarlos de manera atractiva, pero también de la forma más respetuosa posible. Dar luz a las instalaciones museísticas es el trabajo de Miguel Ángel Lorite desde hace más de 28 años. Ahora ha plasmado esos conocimientos en un libro. ‘Iluminación de exposiciones. De la práctica a la teoría’ (Intervento Red, 2021) que se presenta en el Museo de la Naturaleza y la Arqueología (MUNA>), el día 6 de mayo, a las 18:00 horas. La entrada es gratuita hasta completar aforo.

El acto contará con la presencia del autor, Miguel Ángel Lorite, y del arquitecto y especialista en iluminación José Ramón Fragoso González, con quien mantendrá una conversación Está previsto que antes de iniciarse el acto, el público asistente realice un recorrido técnico explicativo por las instalaciones del MUNA.

Miguel Ángel Lorite ha dedicado su trayectoria profesional al estudio de la luminotecnia y la creación de proyectos de iluminación exclusivamente en el entorno del patrimonio histórico y los museos. Dirige la empresa ‘Intervento’, que también es la encargada del sistema lumínico que el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada estrenó en 2019. Este proyecto mejoró la protección del yacimiento e impulsó la eficiencia tecnológica y la sostenibilidad con el uso de la tecnología LED.

‘Iluminación de exposiciones. De la práctica a la teoría’ surge de la idea de querer compartir la experiencia profesional acumulada en iluminación expositiva, a través de las palabras del socio fundador de ‘Intervento’, Miguel Ángel Lorite, y las imágenes que documentan su trabajo durante más de 28 años.

La publicación está repleta de referentes, reflexiones y experiencias interesantes y útiles para profesionales de la museografía y diseño de iluminación. Es un ensayo que trata de evitar que la práctica deje de lado el estudio, la acción, a la reflexión o la rutina, a la curiosidad, siempre desde una mirada particular sobre el diseño de iluminación, el mundo de los museos en que se inscribe e, incluso, sobre la vida en general. Todo ello siempre desde la perspectiva de la sostenibilidad y teniendo en cuenta el proceso de cambio de la tecnología en la iluminación en los últimos años. 

La diferencia esencial con los tratados académicos sobre la materia es que parte de la experiencia real, es decir, del conocimiento y del ejercicio del oficio, sin perder de vista los aspectos científicos, los desarrollos tecnológicos y la metodología que debe presidir el tratamiento de los bienes culturales.

Son pocas las publicaciones sobre iluminación de museos en lengua castellana con vocación de ir un poco más allá de lo que puede encajar en las revistas especializadas de iluminación o museografía. No es la intención de este trabajo ofrecer un enfoque académico sobre el asunto, sino una perspectiva más heterodoxa, haciendo hincapié en determinadas cuestiones relevantes que en muchas ocasiones son tratadas desde posiciones ambiguas por otros autores. 

Formado inicialmente en el ámbito de la conservación preventiva, más tarde en el diseño y la práctica de la iluminación y por último como director de una empresa referente en iluminación de Patrimonio, el recorrido profesional del autor le permite tener una perspectiva más integradora de las diferentes miradas que se dan cita en esta disciplina museográfica. 

El libro se articula en dos partes: la primera habla de la práctica de la iluminación en museos, cuya intención es dar consejos útiles a profesionales relacionados con la conservación, el diseño museográfico o la gestión de museos; y la segunda se centra en una serie de aspectos teóricos de especial relevancia en la actualidad, gracias a la aparición en escena de las fuentes de iluminación en estado sólido. Esta última sección está dirigida a quienes la primera les haya estimulado suficientemente la curiosidad como para seguir leyendo.


Trayectoria de Miguel Ángel Lorite

Miguel Ángel Lorite, licenciado en Ciencias Físicas por la Universidad Complutense de Madrid, se especializó con un postgrado de iluminación en la Universidad Politécnica de Cataluña y otro de iluminación arquitectónica en la ETSAM. Desarrolló entre 1986 y 2005 el área de iluminación del Departamento de Conservación Preventiva de Bienes Culturales del Instituto del Patrimonio Cultural Español (Ministerio de Cultura). En enero de 2006 asumió la dirección de la empresa ‘Intervento’, fundada en 1993, y dedicada a la museografía y la iluminación. A lo largo de más de 28 años de trayectoria ha realizado numerosos proyectos de iluminación, siempre relacionados con el patrimonio histórico, los museos y la arquitectura singular.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad