La obra de Félix Juan Bordes vista por Ángeles Alemán, en la Casa de Colón

  • La historiadora y académica parte de la obra ‘El rincón caliente’, recientemente adquirida por el Cabildo de Gran Canaria, para analizar el trabajo del pintor, que falleció durante la pandemia
  • La iniciativa, que explica de manera detallada las piezas de la colección museística, se celebra el día 14 de junio, a las 19:00 horas, con entrada gratuita hasta completar aforo

Félix Juan Bordes tuvo tres pasiones en su vida: la arquitectura, la enseñanza y el arte. Como artista, su última obra, los murales que pintó en plena pandemia para el Hotel Gloria Palace, dan muestra de su vitalidad extraordinaria. Sin embargo, en septiembre de 2020 falleció debido al contagio del terrible virus. La historiadora del arte y académica Ángeles Alemán recupera la figura de este importante artista grancanario el día 14 de junio, en la Casa de Colón, analizando la obra ‘El rincón caliente’, una de las últimas adquisiciones del Cabildo de Gran Canaria para sus fondos artísticos, muchos de los cuales ocuparán las salas del futuro Museo de Bellas Artes MUBEA Gran Canaria.

La cita se enmarca en el ciclo mensual ‘Miradas a la colección’, que se dedica a analizar cada mes de manera pormenorizada una obra de la colección de la Casa de Colón, y dará comienzo a partir de las 19:00 horas. La entrada es gratuita, aunque con aforo limitado.

Ángeles Alemán, admiradora y estudiosa de la obra de Félix Juan Bordes, contextualizará ‘El rincón caliente’, pintado por Félix Juan Bordes en 1975. El cuadro emplea una técnica mixta sobre lienzo. Su labor como pintor se define por el empleo de un lenguaje figurativo de tendencia surrealista, pero la historiadora aprovechará la ocasión para hacer también una pequeña retrospectiva del artista. Bordes nació en Las Palmas de Gran Canaria en 1939 y, “desde niño, vio despertar en él su vocación por la pintura, aunque sus estudios se encaminaron hacia la arquitectura”, detallará durante su intervención. De hecho, en 1964 acabó sus estudios superiores en la Escuela de Arquitectura de Madrid y, de regreso a su ciudad natal, abre un estudio de arquitectura con Agustín Juárez, con quien trabajaría codo a codo hasta 1982.

Durante estos años, y pese a la dedicación a la arquitectura por partida doble, pues a su trabajo como arquitecto se suma la dedicación a la enseñanza en la entonces joven escuela de arquitectura de Las Palmas de Gran Canaria, encuentra tiempo para dibujar y pintar, además de iniciarse en el grabado en el taller de Dimitri Papageourgi, en Madrid.

Según explicará más detalladamente Ángeles Alemán, “sus series de grabado marcan, en gran medida, las series pictóricas que irían jalonando su carrera como artista”. Los guerreros samurais, las brujas o el tarot van marcando las pautas de sus trabajos pictóricos. “Esto, unido a una insaciable sed de saber, a sus viajes y a sus lecturas, dan forma a una pintura única, que mezcla el colorido vibrante con personajes y elementos que parecen surgidos de un sueño, a veces incluso del ‘Jardín de las Delicias’ del Bosco”, explica convencida la historiadora.

Entre 1983 y 1985 dirige la Escuela de Arquitectura, donde ejerció la docencia durante treinta y tres años, mientras que en 1989 funda el grupo GADAP BORDES, junto a dos de sus hijos.

En 2010 ingresó en la Real Academia Canaria de Bellas Artes como académico de número de la Sección de Arquitectura, manteniendo una actividad constante. Su conferencia sobre la belleza, en noviembre de 2019, “es posiblemente uno de los momentos más emocionantes de su labor como académico”, reconoce la también la especialista. En 2018 recibió la medalla de oro al mérito profesional del Colegio de Arquitectos de gran Canaria.


Atesorando Patrimonio

La obra ‘El rincón caliente’, de Félix Juan Bordes, forma parte de las piezas que se han presentado en la exposición ‘Atesorando Patrimonio 4’, un nuevo intento de dar a conocer al público el enorme esfuerzo que realiza el Cabildo de Gran Canaria, a través de la sede museística colombina, por ampliar el patrimonio artístico de los ciudadanos, con una muestra representativa de las adquisiciones efectuadas en los últimos tres años que suman, en total, 140 nuevas piezas artísticas de distintas épocas, desde el siglo XVI a la actualidad.

El ingreso de estas obras en la colección del Cabildo de Gran Canaria garantiza, no solo su investigación, conservación y preservación -algunas han sido incluso restauradas-, sino, sobre todo, su puesta a disposición de los diversos públicos que acceden a los museos. Porque, como recuerdan los responsables de la política de adquisiciones artísticas de la Casa de Colón, el objetivo principal es revertir en la sociedad unos recursos públicos cuyo valor excede lo meramente económico para convertirse en un referente social y cultural para nuestro patrimonio.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad