Ramón Salaberria: “El auge de Internet acentúa la necesidad de espacios de formación”

  • El directivo de la Biblioteca Vasconcelos de México participa hasta el día 21 de abril en el seminario titulado ‘La hospitalidad de las bibliotecas’ enmarcado en la ‘Semana Rana’ que organiza la Biblioteca Insular

Ramón Salaberria es un viejo conocido de las bibliotecas españolas. Junto a Daniel Goldin y Jordi Permanyer ha protagonizado el seminario denominado ‘La hospitalidad de las bibliotecas’ que se ha celebrado en el marco de la ‘Semana Rana’, impulsada por la Biblioteca Insular del Cabildo grancanario. Bibliotecario por la Escuela Nacional Superior de Bibliotecarios de Francia y doctor en Ciencias de la Educación, forma parte actualmente del equipo directivo de la Biblioteca Vasconcelos de México como subdirector de Innovación y Desarrollo.

Ha publicado numerosos libros en relación con el tema, entre los destacan ‘Bibliotecas públicas y bibliotecas escolares: una colaboración imprescindible’.  Salaberria estima que “en la sociedad del conocimiento el auge de Internet acentúa la necesidad de espacios de formación. Por ello, los países desarrollados y con mejor educación otorgan creciente importancia a las bibliotecas en sus escuelas”, señala el técnico.

“La hospitalidad debe ser un elemento inherente a una biblioteca pública. Algunas, más que acoger al usuario parece que lo rechazan. Debemos reflexionar sobre lo que significa construir un espacio con el otro a partir del diálogo y llevar al extremo eso de que la biblioteca pública es para todos y todas, y no solo para los sectores universitarios y más letrados y cultivados de la sociedad”, explica. Salaberria se pregunta qué concepto tendrían nuestros antiguos enseñantes que enviaban a la biblioteca como castigo supremo a los alumnos más inquietos. “Debemos replantear desde la raíz muchos aspectos de las bibliotecas, porque todos tenemos que aportar opiniones sobre el papel que una biblioteca pública debe tener y desempeñar en el momento actual”, agrega.

“Muchas personas de países que no han gozado de una experiencia lectora cuestionan hoy en día en papel de las bibliotecas públicas en pleno siglo XXI cuando disponemos de conexión a Internet, mientras que en otros desarrollados como Finlandia celebran sus bibliotecas como centros que han posibilitado los mejores índices de éxito escolar en Educación”, dice. Salaberria cree que el futuro de las bibliotecas puedes estar en su impulso comunitario desde la sociedad civil. “En muchos lugares las bibliotecas públicas se han creado para acompañar el proceso de educación de los adultos, como herramientas de construcción personal y comunitaria”, añade.

“Los bibliotecarios públicos tenemos que reflexionar sobre a quienes estamos dirigiendo prioritariamente nuestros servicios. Contabilizamos el número de visitas a la biblioteca, el número de préstamos, etcétera, pero nos falta preguntarnos quienes están haciendo uso de esos servicios y quiénes no”, concluye Salaberria.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad