Salman Rushdie sigue grave tras ser apuñalado el viernes en el cuello y el abdomen

Dos días después de su apuñalamiento por un joven estadounidense de origen libanés en una conferencia en el norte de Estados Unidos, Salman Rushdie está en «camino de la recuperación» aunque permanezca en estado grave, dijo este domingo su agente, Andrew Wylie, citado por medios estadounidenses.

Ya no está conectado a un ventilador y «el camino hacia la recuperación ha comenzado», dijo Wylie en un comunicado al Washington Post. «Las lesiones son graves, pero su estado se mueve en la dirección correcta», agregó el agente del autor de Los versos satánicos apuñalado el viernes en el centro cultural de Chautauqua (estado de Nueva York) en el cuello y el abdomen.

El viernes, Wylie dijo que Rushdie estaba en soporte vital, tenía lesiones hepáticas y nervios cortados en un brazo y corría el riesgo de perder un ojo.

El hijo del novelista, Zafar Rushdie, emitió un comunicado en Twitter evocando el «alivio» de la familia de que Salman Rushdie haya podido decir unas palabras. «A pesar de que sus lesiones y secuelas son graves, su sentido del humor habitual, feroz y provocador, permanece intacto», escribió.

El presunto atacante, Hadi Matar, de 24 años, acusado de «intento de asesinato y asalto», compareció el sábado por la noche en un tribunal de Chautauqua, vestido con un atuendo de detenido a rayas blancas y negras, esposado y se negó a declarar según los medios locales. Los fiscales dijeron que el ataque del viernes fue premeditado.

El sospechoso, que vive en Nueva Jersey, se declaró «inocente» a través de su abogado y volverá a comparecer el 19 de agosto.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad