Una aproximación a la arquitectura tradicional: Geño Aguiar expone en La Palma

Por María Victoria Padrón Martinon /

El pasado jueves tuvo lugar la inauguración de la exposición de 29 dibujos a plumilla de Geño Aguiar, en el Espacio Expositivo del Cabildo Insular de La Palma, sito en la calle O’Daly (Real) número 2, en Santa Cruz de La Palma.

Esta exposición se propone como objetivo la exaltación del espléndido casco histórico de la capital palmera, reconstruido tras el asalto francés (Pata de Palo) de 1553, cuya riqueza no solo incrementa el patrimonio de la Isla Bonita sino de todo el acervo cultural de Canarias.

La arquitectura religiosa de la Isla es un importante testimonio dentro del conjunto histórico, como es el caso de la bellísima fachada y pórtico renacentista de la iglesia de El Salvador, plasmada con minuciosidad por Geño Aguiar en diferentes láminas y con distintas perspectivas, donde se resalta la textura de los arcos de medio punto almohadillados con inscripciones bíblicas y el frontón circular, todo ello labrado en piedra negra. Ha sido catalogada como una de las mejores muestras del estilo renacentista de todo el Archipiélago y es de destacar su Torre, edificada en sus orígenes con fines defensivos.

La iglesia de El Salvador fue construida en la segunda mitad del siglo XVI, en paralelo al antiguo Cabildo de la Isla, donde actualmente se ubican las Casas Consistoriales de su capital. Todo ello queda enmarcado en la Plaza de España, o Plaza Mayor o Real, declarado conjunto histórico artístico, al mismo tiempo que representa el epicentro renacentista de la capital, con su palmeral emblemático y místico de la Roystonea regia o palmera cubana.

La belleza de este espacio se amplía hacia la escalinata adosada y la fuente pública, cuya culminación se encuentra en la escultura central erigida en honor al Beneficiado Manuel Díaz, datada como el primer monumento civil de Canarias en 1897.

Las Casas Consistoriales, otro ejemplo de la belleza renacentista, presentan la singuralidad de sus grandes ventanales asimétricos, ubicados en la parte alta. En la zona inferior destaca su amplia galería con pórtico abierto por cuatro arcos de medio punto, trabajados desde diferentes vistas.

Otro ángulo imaginario del triángulo formado por la Plaza de España es la Casa Monteverde, considerada por numerosos especialistas como el mayor exponente renacentista de toda Canarias.  

Geño Aguiar se deleita plasmando todo este centro arquitectónico mediante la técnica de un trazo a plumilla que, en palabras del doctor López García capta a través de “la técnica de un artista pulcro y preciso en línea, que hace de la tinta su forma predilecta de expresión”.

De su trazo preciso y de sus líneas a tinta china dan fe sus láminas sobre el Kiosco de la Alameda, la entrañable sinuosidad y desnivel orográficos de sus calles y rincones, tan característicos de su urbanismo.

La subida al Barrio de San Sebastián y a la Sociedad Cosmológica suscita el interés del artista guiense. En este aspecto es de destacar la plumilla referente a la fachada de esta Sociedad, así como las escalinatas de El Salvador para acceder a dicho edificio.

La Casa Salazar se erige como otra muestra de la arquitectura canaria tradicional en La Palma, dibujada por Geño Aguiar siguiendo la perspectiva y estética de Katsushika Hokusai, que captaba la estética ukiyo-e: simulación del volumen y relieve mediante una ilusión óptica. La plumilla Tachikawa Maru-soft 280 recuerda la plumilla de bambú utilizada por este artista japonés del siglo XIX, inspirador de la obra de impresionistas y post impresionistas europeos.

Las obras a tinta china de Geño Aguiar recogen la belleza arquitectónica de la capital palmera. Ejemplo de ello son las láminas de la Casa de los Balcones en la Marina, Marina que de nuevo es reflejada en otra imagen desde el Atlántico, la visión de una fuente a través de la verja, el patio de la Casa Salazar, azoteas circundando la siempre presente Torre de El Salvador, el Espacio Expositivo del Cabildo Insular bajo la perspectiva de la Calle Real desde diferentes posiciones… A su vez, la arquitectura doméstica rural queda reflejada en dos imágenes, adaptadas al abrupto relieve isleño.

Durante meses Geño Aguiar ha analizado la arquitectura tradicional canaria de Santa Cruz de La Palma con el juego de la perspectiva, llegando al convencimiento de que la riqueza de este enclave es reflejo de cualquier ciudad renacentista de Italia.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad