La Semana Santa musical 2016 comienza en Maspalomas con la Orquesta Camerata de Gran Canaria

El Viernes 11 de Marzo a las 20:00 h. en Expomeloneras, el Cuarteto Camerata, miembros de la Orquesta Camerata de Gran Canaria, nos hará vivir una noche única, rememorando las famosas Siete Últimas Palabras de Jesucristo en la Cruz, una música que nos hará vivir sensaciones de reflexión, dolor, esperanza, perdón…

Las 7 Últimas Palabras de Jesucristo en la Cruz (“Die sieben Worte des Erlösers am Kreuz”), compuesto utilizando frases tomadas de los evangelios para celebrar la muerte de Cristo. La obra de Haydn, seleccionada tras un concurso convocado por la iglesia de Cádiz en 1785, estaba concebida originariamente para orquesta de cuerda integrada en la serie de los cuartetos de la op. 51, y en 1796 la transforma en un oratorio para coro y orquesta.

He aquí lo que escribió Haydn en el prólogo a la edición de esta composición, impresa en marzo de 1801 en Viena y publicada por Breitkpof y Haertel:

“Hace aproximadamente quince años me pidió un canónigo de la catedral de Cádiz una obra instrumental sobre las siete frases pronunciadas por Jesús en la cruz. Durante la cuaresma era costumbre en Cádiz representar en la catedral un oratorio, y para dar mayor realce al espectáculo contribuían no pocos los diversos aditamentos y adornos. Se velaban, por ejemplo, las paredes, las vidrieras y las columnas de la iglesia con paños negros, y sólo la gran lámpara en el centro del templo iluminaba las sagradas tinieblas. A la hora de mediodía se cerraban todas las puertas y se daba comienzo a la música. Tras un preludio apropiado, el obispo subía al púlpito, pronunciaba una de las siete frases y hacía sobre ellas una meditación, para descender después del púlpito y postrarse delante del altar. Esta pausa era colmada por la música. Luego el obispo volvía a subir al púlpito y volvía a bajar por segunda, tercera, cuarta vez, etc…, mientras la orquesta sonaba en los sucesivos intervalos entre los breves discursos del prelado. Mi composición debía adaptarse a este ritual. No era tarea fácil ejecutar siete adagios, uno tras otro, y cada uno de diez minutos de duración, sin fatigar a los oyentes. Me percaté muy pronto de que no podía atenerme a los tiempos prescritos. Al principio la música era sin palabras y en esa forma fue impresa. El gran amor con que fue acogida por los solicitantes me hace esperar que no dejará de hallar también el favor de un público más vasto”.

La composición destaca por la nobleza y la austeridad de la concepción y se basa en una melodíadolorosamente expresiva, en línea con el hondo misticismo dictado por el ceremonial de la sagrada escena.

1ª Palabra: «Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen…»

2ª Palabra: «Hoy estaras conmigo en el paraíso»

3ª Palabra: «He aquí a tu hijo: he aquí a tu madre»
4ª Palabra: «¿Dios Mío, Dios Mío, por qué me has abandonado?»
5ª Palabra: «Tengo sed»
6ª Palabra: «Todo está consumado»
7ª Palabra: «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu»

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies